¡Esta web utiliza cookies! Puede consultar cómo desactivarlas en nuestra política de cookies. Si continúa navegando, acepta su uso.

Jabatas del fin de semana

el .

Esta jornada se incorporaron a la competición los más pequeños del CBM: el Alevín Femenino y el Preinfantil Masculino siendo ya 10, de los 14 equipos inscritos en la federación, los que jugaron sus partidos de fin de semana, aunque con desigual resultado.

Al Alevín Femenino le toco estrenarse fuera de casa, contra el Corazonistas, un equipo que siempre ha sido hueso duro de roer y que efectivamente, no nos fue bien en el debut, como dice Olga, "nos ha faltado un poco más de rodaje, un poco más de tiempo antes de comenzar a competir hubiera estado genial" pero que eso no impidió que le echáramos muchísimas ganas y saliéramos todos al final con una gran sonrisa. Es el comienzo y hay muchos partidos por delante para disfrutar y también, por supuesto, para competir.

En cuanto al Preinfantil Masculino, que debutó en casa, en el Polideportivo de Moratalaz contra el Tres Cantos, si se estrenó con una abultada victoria, aunque lo más importante, como dice Gonzalo, es que "jugaron bien, se lo pasaron mejor, disfrutaron y encima, ganaron". Que más se puede pedir.

Lo que ya empieza a ser costrumbre es lo del Junior Femenino. Están que arrasan y de ahí el título de esta crónica de fin de semana. Comenzamos el partido en el Polideportivo de Moratalaz contra el colegio Los Sauces un poco dormidas, de hecho, a los pocos minutos de comenzar el primer cuarto ya nos habían endosado un parcial de 2-9 obligando a Pedro a pedir rápidamente un tiempo muerto. Claramente había que enderezar ese despropósito. No sabemos que las diría, pero lo cierto es que el juego cambió radicalmente, negando todas las oportunidades a las rivales, consiguiendo igualar el marcador a los pocos minutos y a partir de ahí, hacia arriba, hasta terminar venciendo el partido por 52-36 con tanta autoridad y buen juego que los acompañantes de Los Sauces acabaron felicitando a Pedro a la salida. Ya solo quedan dos equipos con pleno de victorias en el grupo: el Móstoles y el CBM, que se verán las caras en el último partido de la primera vuelta para ver quienes se ponen primeras, pero Pedro no quiere pensar en eso ahora y se refugia en eso de "partido a partido, ya que antes hay que vencer al Rosa Chacel en su casa el fin de semana que viene". Sabia filosofía ;-)

El Cadete Masculino A2 está sufriendo, pues este fin de semana soportó una abultada derrota. Sabemos que los chicos están trabajando a marchas forzadas, que se están esforzando, que esta primera fase en A2 es durísima y por eso mismo estamos convencidos de que este trabajo rendirá fruto y que ahora lo que toca es entrenar fuerte y sobre todo, no desanimarse, pues la temporada es larga y no hay que olvidar que de lo que se trata es de aprender para mejorar pero siempre disfrutar y que las victorias, tarde o temprano, llegarán.

En cuanto a los dos equipos de Junior Masculino, pues hubo una de cal y otra de arena. El Junior B no pudo superar al Griñón en su casa. Fernando nos insiste en que "todavía no hemos asimilado el juego en equipo y que las ganas por querer resolver las jugadas individualmente nos lleva a la precipitación y a no hacer en el partido lo que si hemos practicado en los entrenamientos". Ha sido la primera derrota de los tres partidos jugados hasta ahora. Confiamos en que nos servirá de revulsivo para aprender de nuestros errores y mejorar nuestro juego de cara a los partidos que vienen.

El partido del Junior A contra el Olímpico 64 en nuestra casa se anticipaba intenso por los antecedentes de temporadas pasadas en cuanto a revanchas pendientes, deportivamente hablando. Y así fue, la primera parte fue muy igualada, en un constante intercambio de golpes entre los dos equipos, llegando al descanso con tan solo dos puntos de diferencia. En la segunda mitad el CBM aplicó lo que tan bien le fue en el partido anterior: la intensidad defensiva en todo el campo. El Olímpico 64 salió en tromba, decidido a abrir la diferencia definitiva en el marcador pero el CBM aguantó el tren que se le venía encima y esa resistencia hizo mella en el estado de ánimo del rival que, pese al gran esfuerzo invertido, no consiguió despegarse, lo que hizo que finalmente bajaran los brazos lo suficiente como para que pudiéramos ponernos manos a la obra y dejar el resultado en un magnífico 61-44. Eso si, Gonzalo, fue categórico "hemos jugado bien, mi enhorabuena a los chicos, pero todavía no hemos hecho nada. Hay que seguir trabajando y pensar en el partido del fin de semana que viene". ¿De qué me suena eso?

Carmen, del Junior Femenino, anotando un tiro libre contra Los Sauces