¡Esta web utiliza cookies! Puede consultar cómo desactivarlas en nuestra política de cookies. Si continúa navegando, acepta su uso.

Ya estamos casi todos

el .

Primer fin de semana en el que todos los equipos federados del CBM tuvieron partidos faltando ya solamente que se unan a mediados del mes que viene los cuatro equipos que disputan los Juegos Municipales.  En esta ocasión se estrenaron los dos infantiles y los dos cadetes federados: masculino y femenino. El balance de este estreno en cuanto a resultados puede que fuera regular pero sin duda fue un éxito rotundo en actitud, ganas y satisfacción.

El fin de semana lo abrieron, por hora y por lejanía, los chicos del Infantil Masculino B que tuvieron que madrugar y salir de casa muy temprano para llegar con tiempo de calentar y jugar su partido de las 09:15 de la mañana en San Agustín de Guadalix, a 40 km. de Madrid. El estreno nos sirvió para llevarnos la agradable sorpresa de que lo que llevábamos entrenando desde semanas atrás tenía buen fundamento, pero también para aprender que los partidos son diferentes de los entrenamientos, que hay que correr más, encarar recto el aro y sobre todo, tener cuidado al meter la mano. La verdad es que pagamos esa inexperiencia de ser el primer partido que jugaba el equipo por lo que sirvió como aprendizaje, como si un entrenamiento maś se tratara.

Otro equipo que se estrenó también madrugando, aunque un poco menos por jugar en casa en el Polideportivo de Moratalaz, fue el Cadete Femenino, también a las 09:15 contra el Estudiantes D. Esta vez el equipo estaba más rodado que el infantil, pues venía de disputar y ganar un amistoso la semana pasada contra Soto Piratas pero, sin embargo, afrontábamos este partido con sólo seis jugadoras disponibles, principalmente por lesiones. Aún así, el equipo dió la talla y aguantó casi todo el partido no dejando irse nunca a las estudiantiles por más de 10 puntos hasta el último cuarto, cuando ya, debido al enorme esfuerzo por tan corto banquillo, nos desfondamos consiguiendo las rivales la ventaja final de 25 puntos. Leandro, su entrenador, tiene las cosas claras: a mediados de la semana que viene disputarán otro amistoso contra Sagrados Corazones para continuar el rodaje “mejor partidos como entrenamiento que simplemente entrenar” y para el partido del fin de semana ya espera contar con al menos 8 ó 9 jugadoras.

A continuación del cadete, ya a una hora más asequible, a las 11, les tocó el turno de su estreno a los infantiles de Carlos González, que repitieron escenario y rival que el Cadete Femenino: el Polideportivo de Moratalaz y contra el Estudiantes, aunque esta vez el C. Los chicos salieron a por todas, jugaron como se les había enseñado durante los entrenamientos de estas semanas atrás, juego con el que rápidamente se sintieron cómodos y nos deleitaron con unos cuantos minutos realmente brillantes, divertidos y emocionantes. Aquí hay un pequeño resumen del partido, escrito por Carlos.

El Cadete Masculino dirigido por Kiko se estrenó por la tarde en el José Luis Fernández Cano y como no podía ser de otra forma, los inicios siempre fueron duros. Comenzamos con desconcentración e imprecisiones en los pases, lo que propició que comenzásemos abajo en el marcador. Pero a medida que fueron pasando los minutos fuimos sacándonos los nervios de encima y mejorando algo la intensidad defensiva, lo que nos llevó con una ventaja al descanso de 5 puntos que ya prácticamente mantuvimos hasta el final, no sin llevarnos varios sustos pues hubo momentos de nervios y prisas por resolver un partido que fue más difícil de lo esperado. Lo importante fue sin duda haber roto el hielo con una trabajada victoria para coger moral.

El Preinfantil que entrena Gonzalo disputó su segundo partido. Esta vez el rival era de mayor entidad que el de la semana pasada y además jugábamos fuera de casa. Esto requería ya mayor entrega y mejor juego y lo hubo. Fue un partido competido y entretenido, viendo a un Preinfantil a momentos desatado, llegando a irse de hasta 17 puntos, pero también muy bien asentado, aguantando muy bien el tirón cuando el rival apretó acortando las distancias. Al final, una merecidisima victoria por 12 puntos que hace ver con mucho optimismo el futuro de este equipo. Los siguientes tres partidos contra rivales también muy difíciles, fuera de casa todos ellos, serán sin duda todo un reto.

El Alevín Femenino también disputó su segundo partido. Merece la pena recuperar el tweet de Olga al acabar el partido: “Otra derrota de las alevines pero 10 pasos hacia adelante en su aprendizaje Llegaran lejos xq lo luchan todo y mejoran infinito dia a dia”. Eso lo resume todo. Olga está encantada con el grupo pues están muy animadas, concentradas, enseguida lo cogen todo y avanzan a zancadas. Son muy espabiladas y aprenden las reglas nuevas de esta año rápidamente durante el partido. No hay nada más que ver que en el partido anterior nos cerraron acta y éste ya solo lo perdimos de 14 y eso teniendo en cuenta que son sólo 8 jugadoras y los 6 cuartos se les hacen muy largos.

Cómo ganar jugando mal. Ese podría ser el resumen del partido que disputaron los del Junior Masculino A contra el ADLégamo en su casa en la tarde del sábado. Si ya nos advertía Gonzalo la semana anterior que todavía no habíamos hemos hecho nada y que había que pensar en el siguiente partido, era por algo: los chicos hicieron su regla de tres pues el ADLégamo estaba en posiciones inferiores de la tabla y anticipaban un partido fácil, pero se llevaron un chasco. Se encontraron un equipo que les plantó cara, que les llevó al huerto haciéndoles caer en su juego. Eso y que cometimos muchos fallos en la finalización de las jugadas hizo que el equipo sufriera para conseguir la victoria. Aún así Gonzalo es optimista: “el equipo, en su anarquía, supo crear juego y sacar el partido adelante. Es lo que necesitamos para futuros partidos”. De momento se mantienen primeros en su grupo.

Al Junior Masculino B le tocó este fin de semana un hueso muy difícil: jugar contra el San Patricio, un equipo a todas luces muy superior a nosotros tanto en físico, como en estatura, en fuerza y en velocidad y no porque nosotros lo hiciéramos mal, al contrario, sino porque ellos lo hicieron, sin paliativos, mucho mejor que nosotros. De hecho, en la primera parte, nos endosaron 48 puntos, lo que nos obligó a ponernos en zona toda la segunda mitad y al menos así reducir la sangría a 28, casi la mitad. El caso es que entrenamos mejor que jugamos. Ya nos pasó la semana pasada, lo aprendido durante los entrenamientos de la semana no lo aplicamos en el partido del fin de semana y es una pena porque no entrenamos mal. Pero lo bueno es que lo sabemos y tenemos una semana por delante para enmendarlo.

Y qué decir de las chicas del Junior Femenino. Se están ganado a pulso el respeto y admiración de todos. Por lo que nos hemos enterado, era un equipo con el que nadie contaba, que no estaba en las quinielas, en un grupo muy difícil con rivales muy fuertes, pero están ahí, plantadas en la segunda posición de la tabla y dispuestas a disputarle la primera posición al Móstoles la semana que viene. El partido contra el Rosa Chacel era complicado, jugábamos fuera de casa, en cancha exterior, con malos tableros y aunque no jugamos nuestro mejor partido, como relata Pedro, “las chicas lo sacaron adelante por casta”. El equipo parece haber entrado en una dinámica ganadora, esa en la que sin hacer el mejor juego, ya hemos dicho que no fue el mejor partido del grupo, sale todo, pues salió muy bien la presión, defendimos muy bien y las pusimos nerviosas, es decir, en palabras de Pedro “un partido muy bien trabajado, a la italiana”. Independientemente de lo que pase el sábado que viene, estamos muy satisfechos por el trabajo y talento que viene demostrando este equipo.

El Senior Femenino 1ª división esta vez no pudo con las de Villanueva de la Cañada. Cometimos muchos fallos, demasiados, debajo del aro y también el porcentaje de acierto en tiros libres (5 de 20) estuvo por los suelos. Olga calcula que fallamos unos 20 tiros y entradas fáciles debajo de canasta. Eso explica que el tanteo del equipo al final del partido fuera tan bajo (32 puntos en total) “y así es muy difícil ganar cualquier partido pues en estas categorías cualquier cosa por debajo de 50 puntos es que algo estás haciendo mal y en los últimos dos partidos no hemos llegado a los 40”. Aunque bien es cierto que tampoco nos meten muchos y eso al menos indica que defendemos bien. Como en partidos anteriores, estuvimos todo el rato dos puntos arriba, dos puntos abajo, pero a diferencia de ellos, en esta ocasión no metimos los tiros libres y de ahí el resultado.

Por último, pudimos obtener algunas impresiones sobre la evolución del Senior Masculino que, aunque ha encadenado tres derrotas seguidas, Bernardo, su entrenador, si atisba una mejoría en el juego y confía en que puedan cambiar la tendencia en los próximos partidos.

Dani, del Infantil A, en el partido contra Estudiantes