¡Esta web utiliza cookies! Puede consultar cómo desactivarlas en nuestra política de cookies. Si continúa navegando, acepta su uso.

El Infantil Masculino va a por el ascenso

el .

Crónica del partido por Carlos Gonzalez Hortal

Eliminatoria superada. Encuentro con muy pocos puntos como se puede ver en el marcador final: CB Moratalaz - Pilaristas 34 - 38, todo lo contrario que en el partido de ida que, recordad, saldamos con una ventaja de +10 (56 - 66), por lo que para ser eliminados, debíamos de perder por más de 10 puntos en este encuentro.

El partido empezó calcado al del miércoles: un parcial de 0-6 para Pilaristas que obligaba a pedir un tiempo muerto, tras el cual reaccionamos metiéndonos rápidamente en el partido. Nos costaba mucho anotar debido a la envergadura y a la defensa muy intensa y agresiva de ellos. Los árbitros, al contrario que en el partido de ida, dejaron jugar con muchos contactos y ahí salimos desfavorecidos.

Al final del segundo cuarto el marcador reflejaba un pobre 17 - 21. Estábamos teniendo muchos problemas en ataque; nos cogían TODOS los rebotes ofensivos por lo que era muy complicado montar un contraataque. Había que seguir dándolo todo en el campo otros 20 min.

El tercer cuarto volvió a ser el mejor de todos, como viene siendo costumbre y les dejamos en tan sólo 7 puntos. Aunque nuestro acierto de cara al aro rival no estaba siendo bueno, conseguimos anotar 10 puntos en este cuarto gracias a algunas acciones individuales. 28 - 27 al final de este tercer cuarto.

Y llegó el último cuarto. En los primeros minutos nos llegamos a poner un punto arriba, pero ellos se dejaron todo en la pista y encajamos un parcial de 2-10 a falta de 2 minutos que nos complicaba mucho las cosas. El marcador reflejaba un 31-38: estaban a 3 puntos de igualar la eliminatoria. Pero no nos achantamos y defendimos muy intensos esos 2 minutos restantes. Ellos tuvieron varios rebotes ofensivos para anotar, pero los nervios impidieron que el balón entrara. Un 2+1 para nosotros a menos de 1 minuto para el final nos puso el partido de cara y reflejó el resultado final de 34 - 38.

Enhorabuena a todos, porque a pesar de haber jugado un mal partido lo hemos sabido competir hasta el final y no nos hemos dejado intimidar por jugadores mucho más grandes. El resultado es un pase a la semifinal muy meritorio... ¿quién nos lo iba a decir al principio de temporada? Ahora, a dejarse todo en la pista estos dos partidos y que sea lo que Dios quiera.

La superioridad física del rival fue evidente