¡Esta web utiliza cookies! Puede consultar cómo desactivarlas en nuestra política de cookies. Si continúa navegando, acepta su uso.

Ya estamos casi todos

Primer fin de semana en el que todos los equipos federados del CBM tuvieron partidos faltando ya solamente que se unan a mediados del mes que viene los cuatro equipos que disputan los Juegos Municipales.  En esta ocasión se estrenaron los dos infantiles y los dos cadetes federados: masculino y femenino. El balance de este estreno en cuanto a resultados puede que fuera regular pero sin duda fue un éxito rotundo en actitud, ganas y satisfacción.

Gran debut del Infantil A

Crónica del partido por Carlos González

Se llevaba toda la semana hablando de la importancia de empezar con buen pie y con una victoria en este primer grupo de la competición. Se había hablado también que el rival no iba a ponernos las cosas fáciles y menos aún tratándose del Estudiantes.

Jabatas del fin de semana

Esta jornada se incorporaron a la competición los más pequeños del CBM: el Alevín Femenino y el Preinfantil Masculino siendo ya 10, de los 14 equipos inscritos en la federación, los que jugaron sus partidos de fin de semana, aunque con desigual resultado.

Muchas emociones para tan pronto

Si la semana pasada contábamos que ya había habido un partido en el que la victoria fue por un solo punto de diferencia, con lo que eso conlleva para los jugadores y público en cuanto a intensidad y emoción en los últimos minutos del partido, lo de este fin de semana pasado con dos de los equipos femeninos del CBM ha confirmado que no hay que esperar a las últimas jornadas para ver partidos emocionantes.

Primeras impresiones de la temporada 2014-2015

Este pasado fin de semana por fin comenzarón los partidos de competición federada para seis de los dieciocho equipos del CBM: el Cadete Masculino Preferente A2, los dos Junior Masculino, el Junior Femenino, el Sub21 Masculino y el 1ª División Autonómica Femenino. Todos visitaron al rival en su casa, excepto el Sub21, que recibió al Basket Hoyo de Manzanares en el pabellón José Luis Fernández Cano.

Tras el trabajo de pretemporada había ya ganas, ganas y nervios por comenzar, por medirse con el contrario a ver cómo pintaba la cosa para este año. Y la cosa pintó bien, o al menos no muy mal.